Sustainable Irrigation
¿ES POSIBLE HACER
LA IRRIGACIÓN SOSTENIBLE?


Victor M. Ponce


1. El agua de lluvia

El agua de lluvia prístina tiene muy poca sal, típicamente menos de 30 partes por millón; Sin embargo, la escorrentía superficial a menudo tiene más de 300 partes por millón. ¿De dónde viene toda esta sal? A medida que el agua se mueve a través de la tierra y el suelo, recoge sólidos. Los sólidos son iones de sal que se transportan en solución. Los arroyos y ríos realizan el servicio natural de transportar el exceso de sales al océano.

Considérese al ser humano y su necesidad de alimentos y fibra. Hace tiempo que aprendimos a aprovechar el agua dulce de los ríos para desviarla a campos adecuados, y aplicarla a la tierra (Fig. 1). El riego es una argucia (o estrategia) del ingenio humano, que implica el retorno del agua superficial a la tierra. En la naturaleza, el retorno de las aguas superficiales a la tierra es la excepción. En los pocos casos en que las tierras bajas se inundan con escorrentía superficial, la falta de drenaje generalmente resultará en un incremento de la salinidad. Es diseño de la Naturaleza que la escorrentía superficial lleve las sales al océano. Al usar el agua, el riego resulta en la pérdida del servicio natural de los ríos. Para asegurar la sostenibilidad, esta pérdida debe ser compensada eventualmente.

Furrow irrigation

Fig. 1  La irrigación con surcos.

Un ejemplo interesante de servicio de drenaje natural lo proporciona el lago Titicaca, en el altiplano del sur de Perú y el norte de Bolivia. El agua del lago Titicaca es fresca, porque el lago tiene una salida, propiamente llamada el río Desaguadero. A su vez, el río Desaguadero desemboca en el lago Poopó el cual tiene poca salida y es, por lo tanto, salino. Un sistema completamente endorreico siempre será salino; sin embargo, una pequeña cantidad de drenaje será suficiente para disminuir la salinización.


2. La irrigación sostenible

El riego siempre produce sales. El agua de riego lleva sales, que se quedan atrás en el suelo después de la evapotranspiración del cultivo. Además, el riego generalmente se practica en tierras áridas y/o semiáridas, que tienen suelos nuevos y ricos en sal. La pregunta es: ¿Es sostenible el riego? ¿Se puede mantener el riego indefinidamente en presencia de sales? La forma de lograr la sostenibilidad en la agricultura de regadío es implementar un equilibrio de sales, que evite la ganancia o aumento neto de sales. Esto implica drenaje y tratamiento o eliminación adecuados de aguas de drenaje, idealmente a los océanos.

Se han considerado cinco alternativas a la disposición oceánica: (1) descarga en los ríos, (2) reutilización de agua, (3) tratamiento de agua, (4) estanques de evaporación, y (5) inyección en pozos profundos. Ninguno de ellos es sostenible. La descarga del río aumenta la salinidad de las aguas superficiales, y el aumento es acumulativo en una dirección aguas abajo. La reutilización del agua de drenaje puede proporcionar un alivio temporal, pero no elimina las sales nocivas. El tratamiento del agua de drenaje con ósmosis inversa es atractivo para los usuarios de alto valor final, pero el subproducto de salmuera requiere una eliminación adecuada. Los estanques de evaporación no alejan la sal, simplemente consiguen extraerla y almacenarla, desafiando el logro del equilibrio de sal. La inyección en pozos profundos puede comprometer la calidad del agua subterránea, dentro o fuera del sitio.

La única forma de asegurar la sostenibilidad del riego y evitar la contaminación de las aguas superficiales es la eliminación del agua de drenaje agrícola de los océanos. Por lo tanto, las líneas de salmuera son una necesidad en las cuencas fuertemente impactadas. Por ejemplo, la Autoridad del Proyecto de la Cuenca de Santa Ana (SAWPA) (EE.UU.) tiene una línea de salmuera conectada a un emisor oceánico (Fig. 2). El Distrito Municipal de Aguas de Calleguas, en el condado de Ventura, California, tiene una línea de salmuera al océano, construida recientemente (Fig. 3). Estos ejemplos muestran que la visión del equilibrio de sal no es una utopía; es alcanzable. La única restricción es la distancia física al océano y el costo asociado.

Ocean outfall next to Santa Ana river, Huntington Beach, California

Fig. 2  Entrega de la línea de salmuera al océano, Huntington Beach, California.


3. El valle de San Joaquín, en California

Desde 1968, durante casi 40 años, el agua y la sal han fluido al valle de San Joaquín de California a través de uno de los sistemas de riego más grandes del mundo. El agua ha ayudado a cultivar las frutas, verduras y cereales por las cuales el valle es muy bien conocido. A lo largo de este tiempo, debido a restricciones ambientales, de regulación y de otro tipo, las sales se han quedado atrás y continúan acumulándose, sin un final aparente a la vista. La Junta de Control de Calidad del Agua Regional del Valle Central tiene un informe titulado "Salinidad en el Valle Central, una visión general", con fecha de mayo de 2006. La Oficina de Recuperación de EE. UU. (U.S. Bureau of Reclamation) tiene un informe titulado: "Reevaluación de la característica de drenaje del valle de San Luis" con fecha de marzo de 2007. A la luz de estos estudios, la pregunta es: ¿Puede el estado de California lograr el riego sostenible en el valle de San Joaquín?

Ocean outfall next to Santa Ana river, Huntington Beach, California

Fig. 3  Linea de salmuera Calleguas, en construcción en California (2008).


200216

Documents in Portable Document Format (PDF) require Adobe Acrobat Reader 5.0 or higher to view; download Adobe Acrobat Reader.